exposiciones

Prorrogada hasta el 22 de agosto

Julian Opie en el IVAM

Considerado el representante actual del retrato moderno, Opie utiliza las últimas tecnologías aplicadas a la pintura y, además de los trabajos realizados por ordenador, en sus esculturas e instalaciones incorpora vinilos con luz interior, paneles LED o pantallas de cristal líquido.

La muestra que exhibe el IVAM hasta el 22 de agosto de 2010 reúne 31 pinturas, cuatro esculturas, una de ellas en la explanada del museo, cuatro intervenciones en las cristaleras de la fachada, y banners en el hall. Todas las obras representan exclusivamente la figura humana. De ahí, que sus personajes y las siluetas con cabezas redondeadas que le han dado fama internacional sean los protagonistas de la exposición. Todos ellos basados en modelos concretos, gente de su entorno a los que suele representar desarrollando una actividad cotidiana y personificados a partir del esquematismo y del poder de la línea. Premisas que denotan una importante carga pop, con vivos colores, así como la influencia de la ilustración y la publicidad.

Julian Opie (Londres,1958) es una de las figuras más reconocidas en el mundo artístico contemporáneo. Su formación está asociada a la ciudad de Oxford, durante el período transcurrido entre 1979 y 1982, pasó por la Dragon School, el Magdalen College y finalmente por el Golsminths College, donde se graduó.

En 1982 se produce su primera exposición en solitario en Lissan Gallery. Su trabajo durante estos años deriva, en parte, del realizado por los artistas Patrick Caulfield y Michael Craig Martin. Entre los premios que ha obtenido figuran: Music Week CADS, Best Illustration for “Best of Blur” ; Residency at the Atelier Calder in Saché, Francia y Sargant Fellowship at the British School en Roma.

Su producción artística se puede dividir en tres apartados:
Pintura, generalmente figurativa. La figura humana invade toda su obra, son modelos cotidianos en sus quehaceres diarios, es gente de su entorno que cualquier persona podría ver en su día a día. El esquematismo y los colores vivos definen su pintura, así como también el poder de la línea. El uso tan marcado y definitorio de las líneas es algo heredado del historietista belga Hergé.

Escultura. Dentro de este género Opie realiza unas con metal y utensilios cotidianos y otras, construidas con madera y pintadas de blanco. Se establece una ruptura de los límites entre escultura y pintura, esto no es algo nuevo en el panorama artístico, ya durante los años 1912-1914 el cubismo sintético desarrollado por Picasso y Bracque, había traspasado esa frontera.

Instalaciones de video y paneles LED. Las vídeo-instalaciones consisten en la relación que se establece entre el carácter bidimensional de la imagen electrónica contemplada y el carácter tridimensional de la instalación en la que se inserta dicha imagen.

Sus últimos trabajos, en los que -inspirado por el arte tradicional japonés, especialmente por los grabados ukiyo-e (“pinturas del mundo flotante” o Estampa Japonesa)- el artista ofrece su particular y contemporánea visión acerca del paisaje, gracias a originales “pinturas en movimiento” en las que se puede contemplar algunos paisajes típicamente japoneses, incluyendo vistas del monte Fuji, que inmediatamente remiten a las famosas obras de Hokusai o Hiroshige.

fuente: IIVAM e INFOENPUNTO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s