CERAMICA: BENDITERAS

reportaje: BENDITERAS: UN COLECCIONISMO POR DESCUBRIR publicado en la revista Subastas siglo XXI . Mayo 2006. Autor: Raquel Siguenza

Cerámica de Manises, Talavera y Alcora En la actualidad, las más habituales en el mercado son las cerámicas. José María Corzo Santamaría, tasador especialista en cerámica, comenta que las piezas más asequibles son las aragonesas, las de Puente del Arzobispo y las maniseras de finales del XIX, mientras que, entre las mejores, estarían las de Talavera del siglo XVIII, que imitan modelos barrocos italianos.

En el otro extremo, las benditeras que podemos considerar como piezas extraordinarias y que pueden llegar a alcanzar precios desorbitados son las de Alcora de la primera y segunda época (1727-42 y 1749-98, respectivamente) firmadas por Rocafort o Soliva, entre otros. “En la última edición de Feriarte -recuerda Corzo  Santamaría- pedían 30.000 euros por una de ellas, y estaba restaurada.

Y luego están las de porcelana del Buen Retiro, como las que se conservan en el Museo Arqueológico Nacional, con placas pintadas por los artistas italianos traídos por Carlos III, que tendrían un valor incalculable. Son piezas que valen lo que uno esté dispuesto a pagar por ellas.De todos modos -prosigue este especialista- se valora más la calidad de la decoración pictórica que la rareza de la pila y hay tener presente que el buen estado de conservación es primordial. Las buenas piezas son escasas y hay muchos coleccionistas que acaban comprando también las rotas”. 

En este sentido cabe destacar la venta en Alcalá Subastas, el pasado mes de octubre, de una benditera en cerámica de Manises de reflejo dorado fechada hacia 1600 que, aún faltándole el pocillo, se remató por 900 euros, su precio de salida.Además, existe otro tipo muy buscado de pila manisera del siglo XIX: las benditeras de retablo, llamadas así porque simulan la estructura arquitectónica de un retablo. El pasado marzo, un bonito ejemplar de este tipo, con alguna restauración, se adjudicó en Fernando Durán por 500 euros.

La iconografía que plasman los ejemplares de cerámica y porcelana es bastante variada. En la porcelana del siglo XIX predominan el Ángel de la Guarda, el Sagrado Corazón, diferentes Vírgenes o la imagen de Cristo, mientras que en las de cerámica de todas las épocas podemos ver motivos heráldicos, santos, escudos monásticos o incluso la escena de Pentecostés.“ En el caso de los temas heráldicos -comenta Corzo Santamaría- cabe resaltar que responden a algún encargo, no son creaciones en serie que después los buhoneros vendían de pueblo en pueblo, por lo que suelen tener una mayor calidad”.

Entre las piezas de porcelana, resultan bastante habituales las decimonónicas de manufactura francesa o alemana, así como las de biscuit con angelotes, la pila en forma de venera, realces dorados y algúntoque de color. Los precios de estas últimas oscilan, aproximadamente, entre los 100 y los 200 euros.

Fuente: Revista Subastassiglo XXI
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s